Ley 27.350

La regulación del cultivo de cannabis para la salud fue el pedido continuo de Mamá Cultiva Argentina y otras organizaciones, pedido que fue desoído por nuestres representantes en la sanción y reglamentación de la Ley 27350, y nos obliga a seguir en la ilegalidad por buscar una mejor salud y calidad de vida para nuestras familias. A más de dos años de su sanción, la ley no contempla tres pilares fundamentales: el autocultivo, el cultivo solidario y el cultivo comunitario. Con ellos se ayudaría a quienes necesitan acceder a una mejor calidad de vida a través de las terapias con marihuana.